jueves, 15 de octubre de 2015

Elecciones de Octubre: Mucho ruido y pocas nueces



Para las elecciones de octubre puede usarse la frase del título. Mucho ruido es el que hacen los partidos que compiten y sus correspondientes candidatos presidenciales; ya sea intentando dar una buena imagen, ya sea preparándose para una potencial derrota y alianza con quien parece ser (en las encuestas) el seguro ganador. 







Esto sorprendería si no viviésemos en una sociedad a la que no pocos analistas han tallado de “enferma”, en que los peores escándalos políticos son tomados por los ciudadanos como algo normal, y la política como algo en lo que no hay que meterse, en el que se vota más por interés (o, mejor dicho, clientelismo), por simpatía con tal o cual candidato (dependiendo de la efectividad de las campañas), que por convicción.


Basados en los resultados de las encuestas, podemos decir que la gente elige entre un representante del partido que ostenta el poder en el caótico estado social en el que estamos inmersos hoy en día (Scioli), un claro representante del sector empresarial (Macri), un candidato que, pese a prometer cumplir con los deseos de buena parte de la sociedad, descubrió su cara ultraconservadora proponiendo sacar a las FF. AA. a la calle (Massa), y tres agrupaciones  a las que las encuestas ya dan por perdedoras.


La crisis institucional, económica y social en que vivimos reclama un cambio drástico de la forma de hacer política; pero ni la continuidad del modelo que representa Scioli, ni la apertura de Macri al peronismo, ni las tendencias ultraderechistas de Massa pueden dar muchas esperanzas de que ese cambio ocurra.



Victor G. Pardo

No hay comentarios:

Publicar un comentario